Y una más para el camino

gregorypeck

Que no se me dan bien las presentaciones. Ni tampoco las despedidas.

Woody Allen. El olor a lluvia. Que los Beatles son mejores que los Stones. El destino. El cine italiano. Los cigarrillos de mis amigos. Las canciones melancólicas. La gente nueva. La gente vieja. Que Emma Stone está sobrevalorada. Borges. Los zapatos viejos. Las ventanas abiertas. El cielo despejado. El Sol de justicia. Las noches. El misterio. Las guitarras. Que es imposible olvidar del todo a alguien. Que es posible enamorarse. Truman Capote. El alcohol, el humo, la incertidumbre. El miedo. El nudo en la garganta y la montaña rusa en el corazón.

Oasis. El jamón ibérico. Her. Las camisas. El otoño. Que existe el mamihlapinatapai. Que es mejor el camino que el final. Los paraguas. Gregory Peck. Hemingway. El blanco y negro. Que no hay nada mejor en el mundo que hacer reír a una chica. El café. Las cafeterías con libros. Y los libros usados, subrayados y desvaídos. Thom Yorke. Madrid. Que debes dejar que la pasión te atrape y no te suelte. Las mandarinas. Las canciones de Sabina. La gente que se ilusiona. El amor, las risas, el humo, el misterio, la música, y el amor.

Creo que esas cosas me definen bien.

Y que si no, que todo lo demás pruebe que me equivoco.

Y que, realmente, nada de eso importa, ¿verdad?

Juan

Anuncios