Alexandra, Hotel Cafe

Y el alcohol se había terminado de todas formas así que salimos todos de casa de Noé y mientras hacíamos Tetris entre los coches y los taxis yo recordé que aquella noche tocaba… Sigue leyendo

Sueño de primavera

Me despertaba y había un banco de niebla en la playa. Nunca en mi vida había visto una niebla tan densa, tan perfectamente uniforme; parecía más algo creado por un ser humano o… Sigue leyendo

Me mata si me necesitas

A nadie le importa lo que piensas, lo que hagas o dejes de hacer, lo que opines, lo que digas sobre la última noticia que ha aparecido en el muro de tu Facebook… Sigue leyendo

El día después

No sabes de cine. No sabes de física. No lees. No estudias, ni trabajas. No entiendo tus gustos musicales, ni tampoco las palabras en inglés que utilizas continuamente. No sabes de arte, ni… Sigue leyendo

Afterlife

Acabas de cerrar la puerta; con un par de tablones y unos cuantos clavos, porque ahí afuera hace un viento de cojones. Caminas sola por la larga y sinuosa calle, mirando hacia atrás… Sigue leyendo

Historia de Navidad

Para esta entrada, en lugar de escribir una reflexión o una experiencia como suelo hacer, quiero compartir un relato que acabo de escribir, que para ser sincero, no deja de ser bastante autobiográfico.… Sigue leyendo

Aquí hay fantasmas

Si quieres ir desde Coruña hasta Miño tienes dos opciones para cruzar la ría de Betanzos. Yendo por la autopista, el camino te lleva hasta un puente que parece recién construido (y que… Sigue leyendo

Por qué siempre llego tarde

Hay una edad en la que todos los niños dicen dos palabras incesantemente: “¿Por qué?”. No sé nada de psicología infantil (o de psicología a secas), pero esta es una de esas verdades… Sigue leyendo

Puentes

A veces es difícil ir del punto A al punto B. Como ir de A) ¿Ya está sonando el maldito despertador? a B) Estoy sentado en clase/en el trabajo. De A) Tengo que… Sigue leyendo

Demasiado bueno para ser cierto

Gracias Claire, por no dejar que me enamorase de ti. Porque créeme, si me dejases yo ya estaría a las puertas de Granada (como probablemente don Quijote, o el Cid, o uno de… Sigue leyendo