Me mata si me necesitas

A nadie le importa lo que piensas, lo que hagas o dejes de hacer, lo que opines, lo que digas sobre la última noticia que ha aparecido en el muro de tu Facebook… Sigue leyendo

El día después

No sabes de cine. No sabes de física. No lees. No estudias, ni trabajas. No entiendo tus gustos musicales, ni tampoco las palabras en inglés que utilizas continuamente. No sabes de arte, ni… Sigue leyendo

Afterlife

Acabas de cerrar la puerta; con un par de tablones y unos cuantos clavos, porque ahí afuera hace un viento de cojones. Caminas sola por la larga y sinuosa calle, mirando hacia atrás… Sigue leyendo

Historia de Navidad

Para esta entrada, en lugar de escribir una reflexión o una experiencia como suelo hacer, quiero compartir un relato que acabo de escribir, que para ser sincero, no deja de ser bastante autobiográfico.… Sigue leyendo

Aquí hay fantasmas

Si quieres ir desde Coruña hasta Miño tienes dos opciones para cruzar la ría de Betanzos. Yendo por la autopista, el camino te lleva hasta un puente que parece recién construido (y que… Sigue leyendo

Por qué siempre llego tarde

Hay una edad en la que todos los niños dicen dos palabras incesantemente: “¿Por qué?”. No sé nada de psicología infantil (o de psicología a secas), pero esta es una de esas verdades… Sigue leyendo

Puentes

A veces es difícil ir del punto A al punto B. Como ir de A) ¿Ya está sonando el maldito despertador? a B) Estoy sentado en clase/en el trabajo. De A) Tengo que… Sigue leyendo

Demasiado bueno para ser cierto

Gracias Claire, por no dejar que me enamorase de ti. Porque créeme, si me dejases yo ya estaría a las puertas de Granada (como probablemente don Quijote, o el Cid, o uno de… Sigue leyendo

Jauja

En la Antigüedad se decía que Jauja era una tierra mitológica llena de abundancia y felicidad. Muchas expediciones buscaron el lugar para corroborarlo. Con el tiempo, la leyenda creció de manera desproporcionada. Sin… Sigue leyendo

So far, so good!

Subo la escalerilla hasta arriba del todo, y cuando mi pie toca el último peldaño mi corazón no podría bombear más deprisa. Los dedos de mis pies se salen por fuera del trampolín,… Sigue leyendo